El tiempo que disponemos es un recurso limitado y es sumamente importante decidir con anticipación en qué lo vamos a invertir.